2018 Despertaré a mi iglesia para hacer cosas grandes

 (Joel 3:10) 

“Forjad espadas de vuestros azadones, lanzas de vuestras hoces; diga el débil: Fuerte soy.”

Joel 3:10 RVR1960

 

Venia en el avión en este ultimo viaje de 2017 y me dijo: “Así como desperté a la hija de Jairo, así despertaré a mi iglesia para cosas grandes”

 

“Estaba hablando aún, cuando vino uno de casa del principal de la sinagoga a decirle: Tu hija ha muerto; no molestes más al Maestro. Oyéndolo Jesús, le respondió: No temas; cree solamente, y será salva. Entrando en la casa, no dejó entrar a nadie consigo, sino a Pedro, a Jacobo, a Juan, y al padre y a la madre de la niña. Y lloraban todos y hacían lamentación por ella. Pero él dijo: No lloréis; no está muerta, sino que duerme. Y se burlaban de él, sabiendo que estaba muerta. Mas él, tomándola de la mano, clamó diciendo: Muchacha, levántate. Entonces su espíritu volvió, e inmediatamente se levantó; y él mandó que se le diese de comer.”

S. Lucas 8:49-55 RVR1960

 

En este 2018 Papá nos encontrará renovados Más allá de las dificultades veremos la mano de Dios en todo.

 

“Quiero que empieces a hablar sobre el valor de la cosecha”.

 

Dios va a restituir los años que Cosecha es un asunto de transformación, transformación de instrumentos y temperamentos, 

 

que deben ser cambiados para recoger el fruto que uno espera, la Biblia dice: 

 

  • Que el débil debe hacerse fuerte, eso es transformación, 

  • y que el azadón se debe hacer espada, 

  • todo lo que queremos recibir de Dios siempre requiere un cambio de nuestra parte, sea de temperamento o instrumento. 

 

Todo lo que perdiste por el pecado, ignorancia o porque se aprovecharon de ti,

Dios te lo va a restituir en este tiempo.

Amós 9:13-15 (TLA)
"«Ya está cerca el día en que tendrán abundantes cosechas. No habrán terminado de cosechar el trigo cuando tendrán que volver a sembrar; no habrán acabado de preparar el vino cuando tendrán que plantar más viñas. »¡En los cerros y en las colinas correrá el vino como un río!».

Hay momentos en los que Dios acelera los tiempos.

Dios aceleró los tiempos varias veces en la Biblia.

Lo vemos cuando en una noche le dio al pueblo de Israel el retroactivo que no recibieron por 430 años siendo esclavos de Egipto, al despojar a los egipcios.

También lo vemos en las bodas de Cannán, cuando Jesús hizo el mejor vino en una sola noche.

Sabemos que hacer un vino de excelente calidad toma años de añejarse, pero Dios lo hizo en tan solo un momento.

Y lo vemos también en la multiplicación de los panes y los peces, donde Jesús repartió alimento para cinco mil personas (lo que hubiese tomado mucho tiempo en preparación), en un solo instante.

Dios nos ha dado una palabra como Iglesia y es que lo que nos podía costar años, nos llevaría solo meses y no es por nuestras obras, todo es por la gracia de Dios en nuestras vidas.

Amós 9:13-15 (NTV)
««Llegará el día —dice el SEÑOR — en el que el grano y las uvas crecerán más rápido de lo que puedan ser cosechados. ¡Entonces los viñedos en las terrazas de las colinas de Israel destilarán vino dulce!»

 

(Amós 9:13-15 (MSG)
"Sí, de hecho, no pasará mucho tiempo ahora. "Decreto de Dios. "Las cosas van a suceder tan rápido que su cabeza nadará, una cosa rápida en los talones de la otra. Ud no será capaz de mantenerse al día. Todo va a suceder de una vez, y en todas partes, ¡bendiciones! Bendiciones como el vino derramando de las montañas y colinas.

Haré todo bien de nuevo para mi pueblo Israel: "Ellos reconstruirán sus ciudades arruinadas. Plantarán viñas y beberán buen vino. Van a trabajar sus jardines y comer verduras frescas. Y los plantaré, los plantaré en su propia tierra. Ellos nunca más serán arrancados de la tierra que les he dado. "Dios, tu Dios, lo dice.".

 

Tú estás sembrando y éstas no son cosechas de larga espera.

Sé que la Biblia dice que todo tiene su tiempo, pero cuando Dios acelera los tiempos, se sobrepasa Eclesiastés.

 Es decir, en este tiempo de aceleramiento que nos está permitiendo tener Dios,

sembraremos y al dar la vuelta, tendremos la cosecha en nuestras manos.

Deuteronomio 30:5 (RVR)
“…y te hará volver Jehová tu Dios a la tierra que heredaron tus padres, y será tuya; y te hará bien, y te multiplicará más que a tus padres”.

 

Dios te va a prosperar más que a tus padres.

Esta palabra nos enseña que Dios nos va a multiplicar más que a nuestras generaciones pasadas,

cuando le servimos y le somos fieles al Dios de las generaciones;

Él te impulsa y te lleva a niveles más altos en menos tiempo.

Vas a ser colocado en lo alto, porque has sido fiel.

Génesis 41:32
“Y el suceder el sueño a Faraón dos veces, significa que la cosa es firme de parte de Dios, y que Dios se apresura a hacerla.”

Génesis 41:32 RVR1960

Cada vez que viene una bendición a nuestras vidas, hay opresión y en este instante, el Faraón estaba oprimiendo al pueblo de Israel. Así que Dios lo pone a soñar con el pueblo de Dios dos veces y es entonces cuando entendemos que la cosa es firme y va a suceder.

En medio de la opresión, Dios va a obrar un milagro y a acelerar tus tiempos, porque a mayor persecución, ¡mayor aceleración!

 

Joel 2:23 (RVR)
“23Vosotros también, hijos de Sion, alegraos y gozaos en Jehová vuestro Dios; porque os ha dado la primera lluvia a su tiempo, y hará descender sobre vosotros lluvia temprana y tardía como al principio.

Vendrán sobre tu vida las dos lluvias en este tiempo: la temprana y la tardía. Cosecharás antes de lo que esperabas y recibirás todo lo que siempre has estado esperando recibir, antes de lo que imaginabas porque ¡Dios acelera los tiempos hoy!

Joel 2:25 (RVR)
«Y os restituiré los años que comió la oruga, el saltón, el revoltón y la langosta, mi gran ejército que envié contra vosotros.»

Dios va a restituir los años que perdiste, todo lo que perdiste por el pecado, ignorancia o porque se aprovecharon de ti, Dios te lo va a restituir en este tiempo.